Viajar con diabetes

Viajar con diabetes puede ser complicado. Esta condición médica tiende a ser problemática y requiere un riguroso cuidado de la salud. Sin embargo, es posible para los diabéticos disfrutar de un viaje y conocer el mundo cuando se toman las precauciones necesarias:

1. Llevar consigo un informe médico
Su informe médico será más importante que su pasaporte o cualquier otro documento. En caso de cualquier emergencia, este informe permitirá al doctor que le atiende a comprender su historial y administrarle un tratamiento adecuado a su condición.

2. Llevar una mayor dosis de medicamentos
Dada la naturaleza impredecible de los viajes, es aconsejable llevar una mayor dosis de sus medicamentos. Así, si sufre pérdida o robo, podrá reponerlos lo antes posible sin poner en riesgo su salud.

3. Investigar su destino y ajustar su rutina a este
Durante un viaje, se conocen costumbres y ritmos de vida diferentes. Investigue sobre su destino y averigüe qué cambios tendrá que hacer para que su rutina alimenticia no le cause problemas.

4. Medir con más frecuencia su nivel de glucosa
Ya que estará en climas diferentes y que su alimentación y rutina se verán modificadas, es importante que mida su nivel de glucosa con más frecuencia de lo normal. Así podrá detectar a tiempo cualquier irregularidad.

Aún cuando se viaja con consciencia y cuidado, una emergencia médica causada por la diabetes podría ocurrir. Por esta razón, es necesario obtener un buen seguro de viajes y saberse protegido en caso de emergencia. Fit2Trip ofrece seguros a varias personas con condiciones médicas preexistentes, permitiéndoles viajar sin preocupación.


Comparte este artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Leer más.