¿Porqué declarar las afecciones médicas?

¿Qué es una afección médica y por qué tengo que declararla a mi compañía de seguros de viaje?

La respuesta es sencilla: si tiene usted una afección médica existente o preexistente y tiene que presentar una reclamación al seguro por una emergencia médica durante el viaje o para cancelarlo por motivos de salud, su seguradora podría no acceder a pagarle.

Compruebe el texto de la póliza de su aseguradora de viajes. La mayoría dicen que no cubren las reclamaciones cuando se deben a una afección médica existente. El problema es que estas exclusiones suelen estar escondidas entre los términos de la póliza y pueden ser difíciles de encontrar.

Muchas aseguradoras de viajes definen “persona con una afección médica preexistente” como alguien que “se ha sometido o ha recibido cualquier tipo de consejo médico, tratamiento o medicación en cualquier momento del pasado”. Con una definición tan amplia, es importante que los clientes comprendan sus consecuencias.

Por ejemplo, en caso de ataque al corazón, una aseguradora de viaje consideraría que si esa persona tiene antecedentes médicos de hipertensión y toma medicación para controlar la presión arterial, entonces tiene una afección preexistente relacionada con el ataque, aunque no haya tenido nunca un ataque al corazón.

En Fit 2 Trip queremos asegurarnos de que los clientes entienden bien cuál es su cobertura y darles la tranquilidad de saber que, aunque tengan una afección médica existente, como enfermedad cardíaca, diabetes o cáncer, pueden protegerse y proteger a su familia cuando viajan.

Si no declara sus afecciones médicas o contrata una póliza de seguro de viaje que excluye completamente a los clientes con afecciones médicas preexistentes, se expone usted al riesgo de que le rechacen cualquier reclamación relacionada con su salud.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Leer más.