¿Padece una afección médica preexistente?

Para mucha gente, organizar el seguro de viaje antes de partir es tan sencillo como responder a una serie de preguntas en línea, o informar a su agente de viajes de que desea contratar la póliza.

Sin embargo, si sufre alguna enfermedad debe tener cuidado a la hora de contratar su seguro, ya que la mayoría de las aseguradoras de viaje que operan en España no proporcionan cobertura a clientes con una afección médica preexistente.

¿Pero qué es una afección médica preexistente?

Aunque pueda disfrutar de un perfecto estado de salud, si está tomando algún tipo de medicación o comprimidos para contrarrestar una afección médica, como diabetes, hipertensión o colesterol, usted padece lo que las aseguradoras de viaje definirían como una afección médica preexistente. Si necesita presentar una reclamación al seguro por motivos médicos (quizás para cancelar su viaje antes de salir, o por una emergencia médica durante el mismo), una aseguradora de viaje valorará su reclamación basándose en los datos de su expediente médico. Si determinan que su reclamación viene motivada por una afección médica existente, es posible que se nieguen a pagar.

Esta situación también puede afectar a clientes con afecciones médicas asociadas, como es el caso del cliente que reclama los gastos médicos del tratamiento recibido por un ataque al corazón (que nunca había sufrido previamente) y que podría ver como su reclamación es rechazada por estar tomando medicación con receta para controlar la presión arterial.

Esto implica más responsabilidad para el cliente, que debe comprender el impacto que tienen en su salud las decisiones que toma al contratar el seguro de viaje. Una responsabilidad a la que en muchos casos, podría decirse, no se le da la importancia suficiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Leer más.