6 de las Piscinas naturales más espectaculares del mundo

1. Devil’s Pool (La piscina del diablo), Zambia

El nombre lo dice todo. Esta pequeña piscina natural se encuentra justo en el borde de las Cataratas Victoria, a 180 metros de altura y es una de las más escalofriantes del mundo. Solo se puede visitar en los meses entre septiembre y diciembre, en temporada seca, y es necesario reservar con antelación.

2. Cenote Ik Kil, Yucatan, Mexico

Esta hermosa piscina cuyo nombre se traduce como “Azul Sagrado” se sitúa en la península de Yucatán, en la Riviera Maya. Este agujero natural, perfectamente redondo, tiene un diámetro de 60 metros y una profundidad de 40 metros. Cuando uno se baña puede observar y escuchar diversas aves silvestres como tucanes y loros.

3. Cataratas Erawan Parque Nacional Erawan, Tailandia

Este conjunto de siete cataratas se encuentra en la región de Kanchanaburi, al oeste de Bangkok, concretamente en el Erawan National Park, el cual cubre un área de 550km². El precio es de unos 200 Baht adulto (5€ aprox) y lo más recomendable para evitar al resto de turistas es ir muy temprano y subir directamente hasta el séptimo nivel para, después, ir bajando tranquilamente ya que la mayoría de la gente se baña en orden ascendente.

4. Parc National de Isalo Isalo, Madagascar

En el Parque Nacional de Isalo se encuentran escondidas unas piscinas naturales impresionantes. Para llegar hasta ellas hay que hacer un trekking de unas 6 horas, pero el paisaje es espectacular y merece mucho la pena. Además de bañarte puedes visitar otros puntos de interés como la Cascada des Nymphes. Debes saber que la mejor época para visitar Isalo es entre abril y octubre, en la estación seca.

5. La Laguna Azul, Islandia

El Blue Lagoon es un balneario geotermal situado en el campo de lava más joven del oeste de Islandia, a 45 minutos de carretera desde Reykjavik. Blaá Lónid, que así se llama en islandés, fue descubierta casualmente a finales de los años setenta, reconocida mundialmente por las propiedades medicinales de sus aguas, especialmente para el tratamiento de la psoriasis. Este balneario abre al público durante la temporada de invierno (septiembre-mayo) y la entrada media adulta es de 23 euros ¡Algunas de las piscinas alcanzan los 42 grados!

6. Pamukkale, Turquia

Pamukkale, literalmente “Castillo de algodón” en turco es una zona natural de piedra caliza y travertino donde se encuentran numerosas fuentes de aguas termales provocadas hace miles de años por un fuerte terremoto en el río Menderes, al sudoeste de Turquía, en la provincia de Denizli. La entrada son unos 8 € y el agua está siempre a unos 35 grados y el clima en esta zona es templado todo el año así que se puede viajar prácticamente en cualquier época. El atardecer en este lugar es otra de las cosas por las que merece la pena ir.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al continuar navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Leer más.